Usuario Contraseña
Olvide mi contraseña

SUSCRÍBASE

Si aún no es suscriptor de alguno de nuestros productos, no espere más y suscríbase ya.

COMUNIDAD

Usted que es amigo de la buena lectura, invite a sus personas más cercanas y gane fabulosos premios

SÍGANOS

Síganos en nuestra red
Presto cumple 30 años y te invita a probar sus nuevas hamburguesas de sabores

Los Miembros del Círculo de Experiencias reciben con cada edición de la revista, cinco (5) bonos de descuento para combos especiales y fiestas infantiles.
 

El secreto del buen sabor de una hamburguesa es la carne. Por eso resulta tan importante y delicado su proceso de selección y la garantía de calidad. Sin embargo, conocer qué tipo de carne se come en una hamburguesa es algo que pocos indagan, pero a la hora de entender el valor nutricional de este platillo es importante prestarle atención al aporte energético que ésta ofrece.

Además de la procedencia, se debe tener en cuenta la cadena de frío a la que se somete la carne. Diego Fajardo explica que en el caso de Presto se compra a un proveedor reconocido, que garantiza su cuidado para que llegue en condiciones aptas para el consumo a los 120 puntos de venta que tienen en todo el país.

La procedencia también es un aspecto que resalta Bernardo Gómez, docente de corte y cocina de carnes y aves de La Salle Collage, quien asegura que la calidad de la hamburguesa no va acorde solamente con el precio sino con el origen de la materia prima.

Por ello, en muchos restaurantes antes de servir la carne se realiza una prueba de sabor que permite comparar el aspecto, color, jugosidad y textura de la carne, que también contiene harinas y grasas, que permiten darle forma en una máquina o cutter para ser cocinada. Lo ideal es que también tenga, en cantidades menores, aditivos vegetales conocidos como extendedores, para darle unidad a la masa y garantizar que adquiera sabor con tres minutos de cocción, el tiempo recomendado por los expertos para que no pierda las cualidades nutricionales.

La manipulación de la carne también marca la diferencia. En algunos establecimientos se pide cocida para que sólo sea cuestión de calentar y servir a la mesa. En otros, se participa en la selección del ganado y la cadena de frío y esto se siente a la hora de cocinarla carne a la parrilla por el cambio en el aspecto, el color y la jugosidad.

Para que este plato sea más saludable se recomienda no agregarle salsas, optar por un pan integral y comerla con lechuga, tomate y cebolla fresca.

Copyright 2012 Todos los derechos reservados - D.R.A. ®
El uso de este sitio web implica la aceptación de los Términos y Condiciones de COMUNICAN S.A.
Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su
titular. Reproduction in whole or in part, or translation without written permission is prohibited.
Powered By
Contáctenos
Línea nacional gratuita: 01 8000 51 09 03
Bogotá: 405 55 40
Correo eléctronico: circulodeexperiencias@elespectador-cromos.com